5 junio, 2019

Los enfermeros especialistas en enfermería Familiar y Comunitaria trabajan para prevenir las enfermedades en la comunidad. Una parte importante de su trabajo es con niños pequeños y ancianos. Sin embargo, asisten a personas de todas las edades como por ejemplo personas con depresiones postparto, drogodependientes, personas inválidas o con enfermedades crónicas. Por lo tanto, podemos decir que los enfermeros familiares y comunitarios promueven la salud física, mental y social de toda una comunidad.

Desempeñan un papel fundamental como consejeros familiares, encargándose de realizar sesiones clínicas como, por ejemplo, clases preparto y postparto, consultas de salud infantil y otras muchas que tengan que ver con la salud y bienestar de la familia.

Una especialidad que precisa de aptitudes sociales

Los especialistas en enfermería comunitaria deben tener ciertas habilidades emocionales para notar cambios en el comportamiento de sus pacientes para poder detectar problemas familiares, tales como el abuso infantil o la violencia de género. En este sentido, deben ser muy comunicativos y con la capacidad de relacionarse con personas de todas las edades, culturas y entornos sociales. Saber escuchar o tener la capacidad de dar consejos útiles al paciente.

Al relacionarse con pacientes de todas las edades, deben tener en cuenta aspectos concretos de cada grupo. No es lo mismo tratar a niños en edad pre-escolar que con ancianos.

Los enfermeros comunitarios trabajan en contacto con otros profesionales como pedicuros, enfermeros de salud mental, médicos de familia o ergoterapeutas. Pueden tener contacto además con organizaciones de asesoramiento legal o de servicios sociales.

El enfermero de Familiar y Comunitaria aplica de forma integral todo lo necesario para conseguir el equilibrio en el proceso inestable de salud-enfermedad. Es necesario que contribuyan a que las familias y comunidades adquieran las conductas y habilidades que fomenten su bienestar y autocuidado en el marco de atención primaria de salud. Debe ser afectuoso, tener aptitudes para la escucha, toma de decisiones y paciente con todos los grupos y comunidades.

La enfermería Familiar y Comunitaria es una de las especialidades EIR. Si eres empático/a, afectivo/a y te preocupa el bienestar de familias y comunidades, deberías conseguir tu especialidad en esta disciplina.

Show Full Content
Previous Enfermería Geriátrica
Next Enfermería del Trabajo

Comments

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Close

NEXT STORY

Close

Especialidad EIR – Tu plataforma hacia tu especialidad

14 marzo, 2019
Close